Modelo Pedagógico

Colegio La Colina

Modelo Pedagógico

El modelo pedagógico del Colegio La Colina denominado “Pedagogía Activa”, fue diseñado como una propuesta diferenciadora de otras instituciones en el que se incluyen cuatro fundamentos base, centrados en el ser humano, su felicidad, la confianza al educar y la posibilidad de construir su proyecto de vida (Dimensiones personal y social) y la experimentación y socialización (Dimensión académica) como estrategias para que los estudiantes niños, niñas y jóvenes adquieran aprendizajes significativos dentro y fuera del aula. Estos cuatro fundamentos son: Humanismo, Constructivismo, Escuela Nueva y Pedagogía de Proyectos (Proyectos de aula).

De cada uno se extrajeron algunas de sus propuestas para estructurar un conjunto de herramientas y estrategias pedagógicas que han llevado a que La Colina se consolide como una institución reconocida en el ámbito educativo nacional. 

Uno de los rasgos más importante extraído de la Escuela Nueva (Modelo Activista) para la “Pedagogía Activa” es la posibilidad de la experimentación como un medio para el acercamiento a los conceptos, a través del trabajo en equipo (cooperación), distinguiendo las etapas del desarrollo de los estudiantes. Aquí se logró un importante proceso de innovación educativa en La Colina al incluir la socialización como medio para consolidar la construcción de un concepto. Además, el estudiante es visto como protagonista de la clase, a través de la relación aprendizaje/cotidianidad/contextos reales. Sumado a lo anterior, se tiene en cuenta que los alumnos vienen a la escuela porque necesitan un aporte en su proceso de formación consolidándose como seres humanos críticos, no criticones.

Desde las teorías constructivistas se incluyó en el modelo pedagógico de La Colina la posibilidad de que los docentes logren adoptar la “Pedagogía Activa” por convicción propia para que luego inicien la construcción de los planes de estudio y las planeaciones aportado a estos su imaginación, creatividad y experiencias adquiridas en otras instituciones. De igual manera y sin quitar el protagonismo a los estudiantes, participan en el desarrollo de las actividades, logrando que sus alumnos las disfruten más, a la vez que se generan entornos educativos basados en la confianza y en el educar desde la afectividad. Del mismo modo, se adoptó la promoción de la igualdad entre estudiantes y el aprendizaje en contextos reales. Es decir, no solo importa interiorizar conocimientos, sino saberlos aplicar en la cotidianidad. 

Del Humanismo se incluyó en la PA la relación que se establece entre el maestro y el alumno, por una parte los docentes entienden que en el modelo de La Colina, los protagonistas de la clase son sus estudiantes, son ellos los que experimentan para acercarse al concepto a través de la socialización, además, promueven en el aula la cooperación como estrategia para impulsar a aquellos cuyas habilidades son menos desarrolladas y para cualificar aún más las de los que se destacaban en el trabajo de aula. De la misma manera, el docente de La Colina tiene que crear espacios en los que se da cabida a la libertad y a la creatividad para que los alumnos logren encontrar su yo real, esto va de la mano con que el educador debe tener un cambio de actitud y pensamiento respecto al permitir que sus estudiantes hagan y aceptar el hecho de no ser el personaje principal del aula de clases. Finalmente, el profesor de La Colina debe ser una persona interesada en sus estudiantes teniendo en cuenta las tres dimensiones: personal, social y académica, para concebirlos también como seres humanos que viven y sienten, los cuales están en la escuela porque necesitaban formarse como ciudadanos, se suma a esto la idea que parte de la pedagogía del ser y que se resume en la visión del colegio como “… formar seres humanos felices capaces de hacer felices a quienes le rodean”.

Por último, pero no menos importante, se han incluido en la PA algunos fundamentos de la Pedagogía de Proyectos (Proyectos de Aula). En relación con el aprendizaje significativo, a través de los proyectos de aula en La Colina los estudiantes construyen conocimiento mediante la interacción social y a su vez éste se emplea para resolver problemas y comprender los distintos contextos socioculturales, teniendo en cuenta los saberes y las experiencias previas como una ayuda a ese proceso de aprendizaje. Se entiende que es actuando como el alumno realiza esa construcción. Los proyectos de aula facilitan el desarrollo de niños, niñas y jóvenes como individuos únicos, autónomos y libres, les brinda herramientas para que aprendan a socializar y concordar sus comportamientos con los de los demás. Durante la construcción, desarrollo y finalización del proyecto de aula los estudiantes dejan de ser receptores pasivos de conocimiento para convertirse en constructores activos en el proceso de aprendizaje.

 
 

Contacto

¿Tienes Preguntas?

Trabaja con Nosotros

Opciones de Contacto

WhatsApp Admisiones

Teléfono Admisiones

Email Admisiones